logo redondo

CALDO DEPURATIVO DE VERDURAS

caldo depurativo de verduras
  • Tiempo Prep
    15 minutos
  • Tiempo cocción
    30 minutos
  • Comensales
    4
  • Ver
    1.648

Este caldo depurativo de verduras de sabor suave puede ayudarte a limpiar tu organismo, sobre todo después de Navidades. En esos días acabamos sintiéndonos hinchados y saturados de comida.

Nuestro cuerpo es bastante sofisticado y cuenta con un sistema natural de purificación que ayuda a eliminar los contaminantes. Sin embargo, niveles significativos de estas toxinas pueden acumularse en el hígado, haciendo que se sobrecargue de trabajo. Además, el caldo vegetal depurativo tiene pocas calorías y es diurético.

Ingredientes del caldo depurativo de verduras

Este caldo vegetal depurativo está preparado con ingredientes saludables con las siguientes características:

  • Zanahorias: alto contenido en ácido fólico, agua, vitaminas A, B9, C y E, calcio, fósforo, potasio, hierro, magnesio y yodo; son antioxidantes.
  • Nabos: también antioxidante, son poco calóricos, contienen mucha fibra y vitamina C. Regulan el colesterol.
  • Cebolla: además de ser cardiosaludable, es diurética, prebiótica, digestiva, antioxidante, antidiabética, anticancerígena y antibacteriana.
  • Calabacín: antioxidante, contiene vitaminas A y C, así como mucha agua. Puede ayudartte a mantener un peso saludable, a reducir el colesterol y a mejorar tu visión.
  • Col: contiene vitamina C, clorofila, calcio, potasio y fósforo, lo que contribuye a combatir la anemia y fortalecer el esqueleto.
  • Lechuga: es saciante, rica en minerales y vitaminas, es ideal para hidratarse. Útil para luchar contra el insomnio y evitar la retención de líquidos en el organismo.
  • Apio: es sedante, diurético, laxante, aperitivo, digestivo, remineralizante, depurativo, regenerador de la sangre, antiinfeccioso y cicatrizante. Ayuda a la formación del esmalte dental, a la eliminación del exceso de ácido úrico y de los cálculos renales. Además se emplea para el tratamiento de las enfermedades del hígado y para la mejora de la memoria.
  • Puerros: antibacteriano natural, bajo contenido calórico y efectos diuréticos. Alto contenido en fibra, ácido fólico y vitaminas B6, C y E. Ayuda a reducir el colesterol y los triglicéridos, facilita la digestión y aumenta el apetito.
verduras depurativas
verduras depurativas

Dos recetas en una

Mucha gente busca en internet caldo depurativo apio y cebolla. Pero, ¿por qué no aprovechar la ocasión para enriquecer el consomé depurativo con otras 6 verduras saludables para tu dieta?

Si también te gustan las cremas de verduras, aquí te dejo una propuesta. Puedes utilizar las verduras del caldo para triturar las que más te gusten, y tendrás un suave y delicioso puré de verduras. El resto lo pasas por un colador fino y te tomas una taza de caldo caliente como consomé cada noche con la cena.

Es sin gluten, como el resto de mis recetas (sin TACC, gluten free). Este caldo puede conservarse en la nevera durante unos días o congelarse y luego descongelarse cuando se necesite.

Si te gustan las verduras, no puedes dejar de probar mi deliciosa crema de calabaza y zanahoria o la crema de calabacín con quesitos.

Y si quieres seguir con comidas ligeras aquí tienes una rica ensalada de lentejas saludable. En mi canal de YouTube podrás ver la videoreceta. Y te invito a suscribirte para no perderte mis próximas recetas.

Compártelas, si te gustan con tu familia y amigos.

Ingredientes

CREMA DE VERDURAS DEPURATIVA

Las direcciones

Hoy preparamos una caldo depuratico hecho sólo con verduras que nos va a venir genial para después de fiestas. Veamos los pasos:

Paso 1

En una olla grande pon 4 litros de agua a calentar mientras vas preparando las verduras.

Paso 2

Pela las zanahorias, corta las puntas y pártelas por la mitad y nuevamente otra vez por la mitad. Échalas al agua.

Paso 3

Pela los nabos, corta igualmente los extremos y los pártelos por la mitad. ¡Y al agua! Lo mismo con la cebolla.

Paso 4

Con el calabacín tienes dos opciones. Una de ellas es pelarlo y la otra es lavarlo bien y ponerlo con la piel. Yo prefiero pelarlo. Luego córtalo trozos grandes…. ¡y para adentro!

Paso 5

Es el momento de preparar la col a trozos. Si compras media pero, aún así, es muy grande, corta un trozo y lo resérvalo para hacer otra comida. El resto lo troceas y lo añades a la olla. Con la media lechuga, pártela por la mitad y métela en el agua a continuación.

Paso 6

Pela la rama de apio sacando el máximo de hilos que puedas y lávala bajo el grifo…. Y los puerros. Para limpiar los puerros corta la parte más verde, saca las dos primeras capas de piel, pártelos y haz un corte en cruz en la punta para poder lavarlo bien, no sea que tenga un poco de tierra y te fastidie el caldo.

Paso 7

Una vez introducidos todos los ingredientes déjalos hervir durante media hora tapado pero no del todo, deja un poquito abierto. que respire, para que no se desborde el agua.

Paso 8

Si eres un amante de los purés puedes aprovechar las verduras que más te gusten para trituarlas. Usa, por ejemplo, zanahoria, apio, calabacín, cebolla, un poquito de col y puerro. Tritúralas y pásalas por un colador fino. Si quieres que sea un poquito más sabroso añádele un poco de sal. El resto de caldo pásalo directamente por el colador fino y guárdalo en la nevera para ir tomando una taza caliente cada noche, con la cena.

Conclusión

Lo puedes guardar en la nevera tres o cuatro días o congelar un poco y sacarlo cuando lo necesites.

También te puede gustar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.