logo redondo

CARACOLES EN SALSA

caracoles en salsa
  • Tiempo Prep
    30 minutos
  • Tiempo cocción
    40 minutos
  • Comensales
    4
  • Ver
    848

¿Eres amante de los caracoles en salsa? Con este plato gourmet tan apreciado, te chuparás los dedos con mi salsa. ¿Te lo vas a perder?

El nombre francés del caracol es escargot (cargol en catalán)

Los franceses son una nación para la que la comida se ha convertido en todo un arte. Entre las delicias culinarias, los caracoles (escargots) ocupan un lugar especial. Se trata de un manjar caro, rico en proteínas y sales minerales.

Se comen como entremés en Francia y en la India y son muy apreciados en países mediterráneos, como España, Italia, Túnez, Argelia, Marruecos, Grecia, Malta o Grecia, pero también en Alemania, Portugal o Gran Bretaña.

Los caracoles en la antigüedad

Los caracoles eran considerados un manjar por los romanos, que los criaban en granjas.

Alimentaban con vino y grano a los caracoles para hacerlos aún más apetecibles.

Curiosamente, los caracoles cocidos eran considerados afrodisíacos por los griegos.

caracoles limpios
caracoles limpios

Propiedades de los caracoles

El caracol tiene una carne proteica con poca grasa y calorías.

Ya antiguamente se había descubierto que la baba de caracol tiene un alto contenido de ácido hialurónico, que hidrata la piel.
También contiene muchos antioxidantes, que ayudan a reducir la inflamación y a aumentar la formación de colágeno.

Recetas de caracoles en salsa

Una de las variedades más conocidas a nivel mundial la aportan los franceses con sus escargots à la bourguignonne.

En Cataluña, la provincia donde se adoran a los caracoles, es Lleida. Allí son famosos los cargols a la llauna, que se sirven en una bandeja rectangular de hierro, acompañada de una salsa alioli o de salsa romesco.

Por la festividad de San Prudencio, en Álava se sirven estos moluscos con perretxiko, una apreciada seta de primavera. Y también son conocidos los caracoles a la vizcaina.

Yo te traigo los caracoles en salsa receta de la abuela, que me enseñó mi madre.

Los caracoles los he limpiado en casa y los he hervido yo misma. Es muy fácil, da un poco de trabajo pero es muy sencillo. Hoy en día también los puedes encontrar en la pollería o en algunos supermercados hervidos y envasados al vacío. Si quieres limpiarlos y cocerlos en casa y quieres que haga un vídeo explicando cómo se hace déjamelo en comentarios.

La picada que utilizo para espesar la salsa de los caracoles la utilizo también en mis cigalas en salsa que son un excelente segundo plato, marinado con un buen vino blanco fresquito. ¡Hoy toca chuparse los dedos!

Y de postre prueba el delicioso pastel de naranja y caramelo, mmm.

Ten presente que, a menudo es complicado para los celíacos comer caracoles fuera de casa. El motivo, principalmente, es la contaminación cruzada y los ingredientes que usen para espesar la salsa. Como sabes, todos mis platos son 100% sin gluten (gluten free, sin tacc).

La video receta que puedes ver a continuación, la tengo colgada en mi canal de YouTube. Suscríbete gratis a EL MENÚ DE GEMMA para no perderte mis próximas preparaciones y comparte las que te gusten con tus amigos o familia.

Ingredientes

Las direcciones

Veamos los pasos para preparar esta deliciosa receta

Paso 1

En una cazuela con un poquito de aceite rehoga una cebolla rallada. Mientras se fríe la cebolla, añade una guindilla o dos, dependiendo de lo que te guste el picante. Y cuando hayan pasado un par de minutos, añade los ajos rallados.

Paso 2

Dale unas vueltas y mezcla todo bien. El olor que hace ahora este sofrito es indescriptible. Cuando veas que la cebolla y el ajo va tomando un color doradito, es el momento de añadir el tomate triturado. Vuelve a mezclar y echa un poquito de sal. A mí particularmente, me gusta que la salsa quede un puntito salada así que le echo una pizquita más.

Paso 3

Ahora vamos a preparar una picada. La picada es muy típica de la cocina tradicional catalana y la ponemos en muchas de nuestras salsas. Hay diferentes maneras de prepararla, yo hoy, por ejemplo, voy a poner almendras. Se puede poner mitad almendras mitad avellanas, pero yo, como no tenía avellanas, pongo todo almendras tostadas. Vete echando las almendras peladas en el vasito triturador. Cuando ya las tengas todas peladas añade los ajos troceados, piñones, el vino, que puede ser vino de cocinar o puede ser vino blanco, si tienes en casa, o tambén serviría un poquito menos de coñac. Tritura todo con el brazo triturador hasta que quede bien fino.

Paso 4

Cuando el tomate esté frito es el momento de añadir esta picada. La textura espesita de la picada ayudará a espesar la salsa y le da un sabor fantástico. Mezcla todo bien y ahora añade agua, previamente calentada, de poco a poco. Necesitas suficiente agua para cubrir los caracoles pero si te pasas quedará demasiado líquido la salsa y a mi me gusta que quede espesita, que tenga cuerpo, entonces se la voy echando poco a poco, lo voy mezclando y voy viendo. Piensa que cuando está reposada tiende a espesar un poquito más aún.

Paso 5

Cuando ya tengan suficiente agua, prueba un poquito de la salsa para rectificar de sal, si es necesario. Echa a la cazuela los caracoles ya limpiados y mézclalos con la salsa. Tapa la cazuela y deja que hagan chup-chup, a fuego no muy fuerte, durante 20 minutos ó 1/2 hora. Y ya tendrías esta cazuela de caracoles terminada. Te aconsejo que la prepares de un día para otro para que quede la salsa reposada y más fuerte, más sabrosa, si no puedes esperar también están ricos.

Conclusión

Este plato es de los que se disfruta comiendo y también haciéndolo, por los olores que va desprendiendo, ¡se te hace la boca agua!

También te puede gustar

Receta Comentarios

  • De Madrid a USA

    Muy buena receta. Los últimos los comí en la Puerta de Toledo hace mucho tiempo.
    Muchas gracias por compartir tu receta.

    Dejar un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.