logo redondo

CIGALAS EN SALSA

CIGALAS EN SALSA
  • Tiempo Prep
    5 minutos
  • Tiempo cocción
    20 minutos
  • Comensales
    4
  • Ver
    186

Hoy voy a preparar unas CIGALAS EN SALSA para chuparse los dedos.

No dejes de probar esta RECETA FÁCIL Y RÁPIDA que te dejará ¡sin sentido!

Vale la pena comer estas cigalitas en casa para poder disfrutar rechupeteando las cabezas y las patas que sueltan un sabor y una sustancia que es una pena desperdiciar.

Acompáñalo de un buen vino blanco fresquito y, si no tienes nada que celebrar, date simplemente un homenaje, ¡porque te lo mereces!.😀

Además, como en la preparación se emplea vino blanco, ya tienes la excusa perfecta para acompañar este fantástico plato, de una buena copita, si te gusta el vino y lo puedes tomar. Pero sin abusar, ¿eh?

Las cigalas son un marisco es rico en calcio y fósforo, que ayudan al mantenimiento de unos dientes y huesos sanos. Y aporta potasio, muy bueno para el buen funcionamiento del sistema nervioso. También es rico en yodo, beneficioso para el metabolismo.

¡Y está riquísimo!

Mi salsa para cigalas contiene frutos secos que son muy buenos para el corazón, contienen antioxidantes y contienen Omega-3, entre otros beneficios.

Como siempre todos los productos son SIN GLUTEN, (SIN TACC, GLUTEN FREE)

Esta receta de cigalas en salsa se cocina en un momento y es muy fácil de preparar.

Compra pan (si eres celíaco o celíaca, sin gluten) para poder mojar en la salsa sobrante.

Si te gusta la receta compártela con tus amigos o familiares.

Acompaña esta receta con un postre sabroso: buñuelos de viento rellenos de crema sin gluten o, si lo prefieres, unas galletas sin gluten con chispas de chocolate.

Videoreceta de cigalas en salsa

Puedes ver mi receta de CIGALAS EN SALSA y otras delicias  en mi canal de  YouTube.  Si quieres déjame tu comentario, dale al Like y suscríbete que es gratis y no te perderás ninguna de mis próximas recetas.

Ingredientes

CIGALAS EN SALSA

Las direcciones

Verás qué fácil se prepara. Son muy pocos pasos:

Paso 1

Para empezar fríe las cigalas y resérvalas. Y en ese mismo aceite rehoga una cebolla pequeña rallada y tres ajos también rallados.

Paso 2

Pasados 2 minutos añade 200 gramos de tomate triturado, añade un poquito de sal y remueve.

Paso 3

Pasados 2 minutos más echa 100 mililitros de vino blanco y lo déjalo evaporar.

Paso 4

Mientras tanto tritura unas 15 avellanas tostadas, que pueden ser también almendras o mezcladas y tritúralas con un poquito de agua.

Paso 5

Añade la picada al sofrito, junta ahora las cigalas y cúbrelas de agua, más o menos, hasta la mitad. 10 minutos de chu-chup y ¡buen provecho!

Conclusión

Están para chuparse los dedos. ¡No te olvides de chupar la cabeza, que ahí está lo bueno!

También te puede gustar

Receta Comentarios

Promedio De Calificación:
  • 5 / 5
Total De Comentarios:( 1 )
  • Sergio

    Las cigalas con la salsita de avellanas están para chuparse los dedos (¡y las cabezas!)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.