logo redondo

PAN EN SARTÉN

PAN EN SARTEN SIN GLUTEN
  • Tiempo Prep
    80 minutos
  • Tiempo cocciĂłn
    10 minutos
  • Comensales
    4
  • Ver
    1.441

¿Sufres de la enfermedad celíaca y tienes antojo de pan? Este pan en sartén sin gluten, sin lactosa y sin horno está delicioso.

Existen numerosas recetas de pan sin harina de trigo aptas para celíacos. La mía está hecha con harina panificable sin gluten Ceresin, pero la ventaja es que no necesitas usar el horno, lo que te ahorra dinero en energía, que cada vez es más cara.

Usar un mix de harinas sin gluten es siempre cómodo. Por supuesto, siempre puedes comprar una barra de pan sin gluten Mercadona, pero hacer pan casero hecho en sartén es realmente sencillo.

Comparado con la elaboraciĂłn de panes tradicionales, la panaderĂ­a sin gluten adquiere, casi, la categorĂ­a de arte, ya que es muy dificil emular el sabor del pan con gluten.

Eva Pérez Jiménez, en su excelente página web Glutendence resume claramente lo complicado que es elaborar pan apto para celíacos. Uno de los principales motivos es que el gluten aporta elasticidad y hay que sustituirlo con otros productos, en este caso, con psyllium.

¿Qué proporciona el gluten al pan?

Cuando la harina se mezcla con el agua, las proteĂ­nas del gluten forman una red pegajosa.

Esta consistencia aumenta la elasticidad de la masa y permite que el pan se expanda durante la cocción. También da al pan una textura masticable y apetecible.

Curiosamente, el nombre de gluten (glue o pegamento en inglés) deriva de la pegajosidad de esta masa húmeda.

Mi pan sin horno en sartén

En las distintas pruebas de elaboraciĂłn del mejor pan para celĂ­acos me he encontrado con los siguientes problemas:

  • El pan se desmigaja al enfriarse, que es cuando pierde firmeza.
  • El sabor es diferente al pan convencional al emplear harinas con fuertes sabores.

La propuesta que te traigo de pan fácil sin horno soluciona estos problemas y consigue este estupendo aspecto y ternura:

pan en sartén sin lactosa ni gluten
pan en sartén sin lactosa ni gluten

Obtendrás en unos pocos pasos un pan sin gluten y sin lactosa, tierno y con un sabor  auténtico.

Puedes ver la receta en video en mi canal de YouTube y suscribirte para no perderte mis prĂłximas elaboraciones.

Por todas las razones que te he dado, si eres celíaco, ahora puedes mojar pan en las ricas salsas de recetas como el solomillo al Pedro Ximénez o las sabrosas cigalas en salsa.

O simplemente prepara las sorprendentes borrachas de queso al horno con este pan casero sin gluten.

Ingredientes

Direcciones

Te muestro los pasos a continuaciĂłn:

Paso 1

En un bol mezcla la harina panificable sin gluten, una pizca de sal y el psyllium. Luego añade el azúcar y la levadura seca. Y vuelve a mezclar.

Paso 2

En un cazo pon a calentar agua pero muy poquita. Antes de añadirla al bol asegúrate de que no queme, que solo esté tibia. Ya la puedes añadir y mezclar, primero con una cuchara y, cuando veas que te cueste manipular la masa, trabájala con las manos bien limpias. Tiene que quedar una masa espesa pero pegajosa. Si es necesario, añade un poco más de agua, pero poca cantidad.

Paso 3

Ahora añade una cucharada de aceite de oliva suave o de girasol y mezcla bien. Cuando ya se ha integrado, añade un poquito más de aceite, como media cucharada más, y embadurna la masa mientras que le das forma de bola. Déjala reposar durante 30 minutos bien tapada para que no le de el aire y en un lugar cálido.

Paso 4

Al cabo de media hora verás que ha aumentado un poco el volumen. Pasa la masa sobre un papel de horno que tenga encima unas gotas de aceite y espárecelas con las manos de manera que quede engrasado el papel y las manos y así podrás trabajar la masa cómodamente sin que se te enganche.

Paso 5

Estira la masa con las manos formando un rectángulo de medio centímetro de grosor, más o menos. Haz unos pliegues en la masa para que se oxigene, estírala un poco más y luego la enrollas. Pellizca con los dedos para cerrar el pliegue y corta las porciones que quieras hacer. Con las cantidades que indico salen dos barritas bastante grandes. Si las quieres más chiquititas te pueden salir tres o incluso puedes hacer algún panecillo.

Paso 6

Estira un poco la masa de nuevo, enróllala y aplástala un poquito. Cuando ya le hayas dado forma a la barrita, repite el proceso con la otra mitad de masa, unta una bandeja con aceite y pon los panes a reposar 30 minutos más, tapados con papel film.

Paso 7

Es el momento de untar una sartén con aceite y ponerla a calentar a fuego medio. Cuando la sartén ya esté caliente pon el pan y déjalo tapado. Ve dándole vueltas cada dos minutos más o menos para que se haga bien por dentro y no se queme por fuera.

Paso 8

Ya puedes ver cómo va subiendo el pan. No es un pan crujiente sino más bien como un pan de viena pero viene muy bien para bocadillos o frankfurts incluso si lo haces de hoy para mañana. Cuando veas que ya está doradito por todos los lados y ya está hecho déjalo enfriar encima de una rejilla. Queda perfectamente cocido y muy esponjoso. ¡Y con un sabor riquísimo!

ConclusiĂłn

Puedes cocer sólo una de las barritas y envolver la otra con papel film y ponerla en el congelador. Verás que cuando la descongelas y la cueces queda exactamente igual de rica que preparada al instante. ¡Que lo disfrutes!

También te puede gustar