logo redondo

CHURROS SIN GLUTEN CASEROS

CHURROS SIN GLUTEN CASEROS
  • Tiempo Prep
    5 minutos
  • Tiempo cocción
    15 minutos
  • Comensales
    2
  • Ver
    200

¿Eres celíaco y te apetecen unos churros? Hoy te preparo unos deliciosos churros caseros sin gluten que te van a encantar.

La creencia popular es que los churros tienen gluten porque normalmente se usa harina de fuerza para su elaboración. Esta harina contiene gluten que aporta la elasticidad a esta masa alargada. Sin embargo, hacer churros sin gluten es posible, o sea, ¡que nos ponemos manos a la obra!

Los churros son considerados frutas de sartén, nombre que se da en gastronomía a las masas harinosas de distintas composiciones que se fríen en aceite u otras grasas.

Dicen que los churros fueron inventados por los chinos antes del nacimiento de Cristo. Con el tiempo llegaron a España donde se perfeccionó su preparación usando una churrera como prensa.

De esta forma los churros adquieren su característica forma alargada estriada.

¿Cuándo comer churros?

Esta pregunta es similar a la de ¿cuándo tomar helados? Tradicionalmente apetece consumir unos churros artesanos sin gluten en invierno, mojándolos en chocolate caliente.

Y los helados, cuando hace mucho calor. Pero estas tendencias ya han pasado de moda y ahora puedes consumir cualquier producto cuando más te apetezca.

En Argentina, por ejemplo, se consumen los churros sin tacc (sin gluten) en la playa junto a un buen mate.

Y muchos jóvenes acaban sus fiestas nocturnas buscando una churrería para desayunar antes de volver a casa.

Pero cuidado, encontrar churrerías sin gluten no es tan fácil, por lo que puedes probar a preparar tus propios churros sin gluten caseros fácilmente.

El 11 de noviembre es el día mundial de los churros pero ¡no esperes a comerlos sólo ese día!

Como dice el meme de Julio Iglesias, el viernes hay churros, ¡y lo sabes!

Madrid y los churros

En un viaje familiar a Aranjuez, cuando mis hijos eran muy pequeños, les propusimos dos alternativas en una rápida escapada a Madrid: visitar el fantástico Museo del Prado o comer unos churros sin gluten en Maestro Churrero. Eligieron rápidamente la segunda opción.

Admirar las Meninas de Velázquez o la Maja desnuda de Goya iba a quedar para otra ocasión…

La receta de churros sin gluten caseros

Si te preguntas cómo hacer curros caseros sin gluten verás que la respuesta es muy sencilla. Basta escaldar harina panificable sin gluten, remover, dejar reposar y freír la masa introducida previamente en una churrera, para darle forma.

ingredientes churros caseros
ingredientes churros caseros

Puedes mojar estos ricos churros aptos para celíacos en un humeante tazón de chocolate caliente. Para preparar el chocolate a la taza, calienta en una olla, 240 mililitros de leche, 20 mililitros de nata líquida con 35% de materia grasa y 10 gramos de azúcar.
Retira del fuego cuando empiece a hervir y vierte la mezcla sobre 100 gramos de chocolate troceado. Por último emulsiona batiendo con una batidor.

Hay quien consume los churros sin gluten hechos en casa rellenos de dulce de leche o cubiertos con una ganache de chocolate.

Te animo a visionar el video de la receta y más abajo te dejo los simples pasos descritos.

Ingredientes

CHURROS SIN GLUTEN CASEROS

Direcciones

Hoy vamos a preparar unos deliciosos churros sin gluten para disfrutarlos con un delicioso chocolate a la taza

Paso 1

Esta es una receta muy fácil y muy rápida de hacer. Sólo tienes que poner a calentar un vaso de agua. Cuando empiece a hervir añade la harina sin gluten y una pizca de sal. Remueve enérgicamente y apaga enseguida el fuego, sólo tenemos que escaldar la harina. Según vayas removiendo, verás que se forma una masa compacta y muy espesa, por lo que te conviene acabar de remover con un tenedor. Cuando ya se hayan integrado los ingredientes, deja reposar la masa cinco minutitos.

Paso 2

Pasados ese tiempo, pon una sartén con bastante aceite a calentar y ya puedes introducir la masa de los churros en una churrera. Es muy importante que uses una churrera para darles forma ya que si usas una manga pastelera puede quedar alguna burbuja de aire atrapada en la masa y podría explotar el churro al freírlo. La churrera comprime mucho la masa de manera que te aseguras que no queda nada de aire dentro y así no explotará.

Paso 3

Cuando el aceite ya esté caliente, ve introduciendo la masa de los churros cortándola con unas tijeras a la medida que desees. Déjalos freír hasta que se doren y pásalos a un plato con papel de cocina para que absorba el aceite que sobra y, aquí mismo les puedes ir echando el azúcar, a mí me gusta echarles bastante pero eso será al gusto de cada uno.

Conclusión

Con estas cantidades salen una docena de churros que son un par de raciones. Ya sólo te faltará preparar un riquísimo chocolate a la taza y disfrutar de este maravilloso desayuno o merienda que tanto apetece en invierno, aunque, si eres un forofo del chocolate como yo, no tendrás inconveniente en comerlos también en verano.

También te puede gustar

Deje su opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.